¡Arranca un nuevo COPUCI!

Hoy empieza la cuarta edición del Congreso de Comunicación Pública de la Ciencia (COPUCI), que se organizó previamente en las ciudades de Córdoba, San Luis y Rosario, y esta vez le toca ser sede a San Martín, en Buenos Aires.

El primer congreso me encontró lejos, hablando de la comunicación de la ciencia en un contexto tan crítico como la crisis originada a partir del accidente nuclear de Fukushima, en Japón; el segundo me llevó a revisar conceptos con la excusa de mirar lo que hacía nuestro MINCYT en torno a la comunicación de la ciencia; la tercera edición me llevó nuevamente a una situación de crisis, pero esta vez en mi ciudad, tras las inundaciones extraordinarias ocurridas el 2 de abril de 2013 en La Plata. Esta vez vuelvo a la calma, pero una transitoria y obligada que tiene que ver con revisar otros conceptos y algunas funciones de la universidad en torno a lo que sucede en/con su comunidad de referencia.

plenario-cierre COPUCI 2012

Cierre del plenario final en la Universidad Nacional de San Luis, en octubre de 2012. Foto: COPUCI

Por allí rondamos, durante tres días, aquellos que nos interesamos en cómo circula el conocimiento que producimos y que por alguna razón nos convoca a estos espacios académicos: hay profesionales de múltiples disciplinas que trabajan en diversas propuestas con la comunidad, investigadores dedicados a la divulgación, teóricos del campo y sus problemáticas, gestores de instituciones científicas, referentes de organismos sociales que a fuerza de experiencia han generado políticas de popularización de la ciencia, periodistas especializados, docentes preocupados por la enseñanza de las distintas disciplinas, estudiantes que se acercan a reflexionar sobre sus primeras ideas y herramientas en el campo, representantes de los organismos científicos nacionales, provinciales y locales…

Todos entendemos aquí que tenemos algo para decir sobre este campo de trabajo y estudio que es la comunicación de la ciencia, pero sabemos que producimos mejor cuando a cada paso exponemos nuestros avances y resultados a las observaciones y evaluaciones de otros. Por eso es grato el reencontrarse con unos y conocer a nuevos colegas.

plenario-cierre COPUCI 2013Entre tantos que pasaron, el grupo de los que nos quedamos  para el final del plenario de cierre en octubre de 2013, en la Universidad Nacional de Rosario. Foto: COPUCI

El paso de un año a otro en general nos encuentra buscando aún armar nuevos grupos y mantener viejos contactos, pero también consensuando críticas y compartiendo realidades. Y aunque estos fueran los únicos resultados, ¡bienvenido sea el nuevo encuentro!